T i p s
Una publicación en apoyo de los productores de setas
Artículo del mes de Febrero de 2002
Artículo del mes de Febrero de 2002
La mejor barrera física contra los contaminantes y plagas es el propio contenedor. Las estructuras físicas de las naves no detienen del todo a las plagas, especialmente a las microscópicas como los ácaros y mohos; lograrlo eleva los costos de la construcción a niveles prohibitivos para la actividad hortícola, al menos en países que no generan ellos mismos los artículos tecnológicos necesarios para que sean más accesibles para los productores.

Ya que los problemas penetran por las perforaciones, la solución es reemplazarlas por filtros de respiración. El material a utilizar es diverso pero debe tener las siguientes características:

1) Ser lo más económico posible.
2) Ser eficaz (es decir, que realmente no permita el paso de los contaminantes y plagas y sí el del aire).
3) Ser resistente (si se desgaja a media incubación todo se echará a perder).
4) No ser biodegradable de inmediato (si los contaminates se nutren de él pronto será peor el remedio que la enfermedad).

En algunos lugares han utilizado el algodón prensado con cierto éxito. La presentación más cómoda es el del disco para retirar el maquillaje de las mujeres. Se corta la bolsa al diámetro del disco, se retira el trozo de plástico, se coloca en el hueco el disco y se fija con cinta engomada (diúrex). Es imprescindible que el área de incubación no esté mojada pues de lo contrario el algodón se humedecerá y entonces los mohos comenzarán a crecer en él por el exterior, pasándose luego al interior. Otra desventaja es que el disco no es reutilizable.

Nosotros ensayamos también diversas telas sintéticas caseras, incluyendo el peyón (o pellón). Ninguna de las telas ensayadas nos dió resultados confiables.

El mejor resultado es con telas filtrantes sintéticas especiales como el "toramicrón". Esta tela se carga eléctricamente por lo que retiene también a los virus. No es biodegradable (al menos de inmediato) y si se maneja cuidadosamente el filtro podrá reutilizarse 4 o 5 veces más, limpiándolo y esterilizándolo nuevamente en olla de presión o bien desinfectándolo en agua hirviendo

Recomendamos colocarlo con cinta ancha de empaque transparente que se adhiere mucho mejor que el "diúrex" y no genera mohos como el "maskin- tape".

Aunque el uso de estos filtros implica un mayor trabajo inmediatamente después de la siembra pronto se compensa al no tener que fumigar durante toda la incubación. También se ahorra en equipo y material de fumigación y, sobre todo, se previenen los accidentes por descuido o negligencia en el manejo de los biocidas. De ser necesario, las salas viejas pueden tratarse sólo cuando van a vaciarse lo cual es un ahorro muy sustancial para el horticultor que sólo da una aplicación de producto (después de vaciar una nave de término completamente) en vez de 15 o 20 veces durante la incubación .

Como las setas se cultivan prácticamente sin el uso de biocidas se facilita la certificación orgánica y el mejor precio de venta en mercados exigentes lo que aunado a la reducción de costos en insumos aumenta el margen de utilidades.

                          * * *
Reduciendo el uso de biocidas durante la etapa de incubación de las setas (segunda de dos partes)
Por Jaime Rodríguez Abitia*
Cilindros ya casi  invadidos sólo con los filtros de respiración y sin el menor picado ni ranurado
Ver el boletín vigente

   Buzón electrónico:
jaime@setascultivadas.com

   Teléfonos directos 01 (722) 278 3593 y 045 (722) 165 8028 (celular)
Ver Tips de Enero
Ver Tips de Abril
Ver Tips de Marzo
Ver Tips de Mayo